JARDÍN DE LA CROIX. 187 STEPS TO CROSS THE UNIVERSE

Ya solo por el nombre, JARDIN DE LA CROIX, cautivan, atraen y en general, te ponen, n’est pas mes amis?.  Te recuerdan así la importancia de llamarse Ernesto. O Serafín. De hecho suenan de por sí a alhaja, a una de esas joyas que Maria Antonieta se agenció vetetúasabercómo en una noche de esas locas…