WE WERE HEADING NORTH. WE WERE HEADING NORTH

– Hola Ione. Qué nombres tan bonitos tenéis siempre en Canarias.

– Mi nombre es vasco, no es canario.

La primera en la frente. Menos mal que, tras escuchar su trabajo, sé que nos vamos a llevar bien.

Ya sé que shoegazing es muy cool, pero seamos realistas: mirándoselospies. Lo que os gusta clasificar, encasillar, categorizar y catalogar todo lo que se os pone por delante. Pero ¿qué cojonas de etiqueta es esa?.  Es cierto, no obstante, que con la música de WE WERE HEADING NORTH te da por cerrar los ojos, mover la cabeza de un lado a  otro para dejarte llevar al son de sus tonadas. Pero yo soy más de mirarme el ombligo más que los zapatos en esos momentos de recogimiento. Pero allá cada cual y su forma de enfrentarse a su miniyo. Y una vez en el ombligo, rememoro mis propios fantasmas y angustias, saco a pasear los monstruos de mi mochila, aunque los arpegios infinitos que me acompañan en esta ocasión, como los de The absence of field, me llevan a la parte más luminosa de esos recuerdos y vivencias.

People are the same everywhere me gusta mucho. La que más. No solo porque tengan más razón que un santo en que los tontos son tan tontos aquí como en Sebastopol. Y los listos, pues tres cuartos de lo mismo. Me gusta porque desde el principio te deja el corazón henchido del sol de primavera. Te empuja a correr por la orilla de la playa con la falda remangada, luciendo la pantorrilla. Amor para dar y regalar. Y para hacer. Pues sigo pensando que nunca se hace el suficiente.

Guitarras brillantes acompañadas de bajos y baterías discretos dan un acabado cristalino a este trabajo de los que se dirigían al norte pero se quedaron en un sur muy al sur. Son el resultado de juntar los desechos de varias e interesantes bandas de la zona: Letters from Reykjavik (lo que os gusta que tengamos que consultar la wikipedia para escribir bien vuestros nombrecitos), Isolina o The Mistake.

Leitmotiv 01 sorprende porque empieza sosegadamente pero se va añadiendo tensión, en este caso no sexual, gracias a una batería que afortunadamente aquí no es tan discreta pues reclama su lugar y acaba centrando todo el peso de la composición, barriendo cualquier atisbo de esa melancolía que rezuma el resto de los temas de este bonito disco.

Bueno Ione, hablando de cosas bonitas y ya por curiosidad ¿tu nombre es de hombre o de mujer?. Sigue siendo precioso en cualquier caso.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s