DIEAWAY. LEAK OF NOISE

DIEAWAY es el tiempo que tarda un sonido desde que deja de ser emitido hasta extinguirse dentro de nuestro cerebro… en esos 60 decibelios pasan muchas cosas que solo el alma sabe descifrar.

Y eso lo sabe muy bien nuestro Floydian eye que fijatetúquécasualidad y efectivamenteysí es uno de los temas de este increíble discazo. ¿Y qué es esa tontuna del ojo floydiano? Atiende ahí a la explicación de Diea, el niño cantor de la banda: “Todo el mundo vinculamos lo que oímos a estímulos visuales. Nuestro sentido más desarrollado es la vista, o por lo menos al que más importancia le damos. Cuando escuchamos música que nos gusta especialmente, a nuestro cerebro le gusta ‘pintar’ visualizaciones o evocar colores… los maestros musicales de ello fueron Pink Floyd, su música siempre estuvo acompañada de imágenes con un gran peso narrativo… de ahí el adjetivo ‘floydian” (digomeyo: lo que dan de sí las noches de pipas y bourbon en el Tic-Tac de Alcalá de Henares…).

Pero eso no se queda ahí, aún hay más amiguitos: “Los nativos norteamericanos siempre quisieron dominar los sueños, momento en el cual el oído humano sigue trabajando de forma casi idéntica (no somos conscientes de muchos sonidos externos mientras soñamos, pero éstos nos condicionan el sueño y nos lo varían a su antojo). El uso de alucinógenos perseguía tal dominio. El ojo representado en aquella cultura es el famoso ‘atrapa-sueños’, el cual atrapaba los buenos sueños y espantaba las pesadillas… lo veían como una membrana que filtraba lo malo y se quedaba con lo bueno… Al igual que en la música, la membrana es un micrófono o un altavoz (uno capta y el otro emite, pero su funcionamiento es el mismo, solo que uno al revés del otro)… bueno, y el oído es otra membrana que funciona igual …El título no es otra cosa que un guiño a los maestros del rock progresivo”. Tócatelospiesmariluz. Pero unacosicaosvoyadecir: nos os droguéis, niños, que la drogaína es muy mala. Os lo dice esta vuestra rubia y M.A Barracus.

Siguiendo con el mundo tan onírico que rodea al trabajo de DIEAWAY me gustaría llamar vuestra pizpireta atención sobre el corte seis del disco, Eroded, que parece ser está inspirado en el cuadro Persistencia de la Memoria de Dalí que mucho interpretarlo p’arriba y p’abajo pero finalmente resulta que es el fruto de una mala digestión del genio de Figueres. Según él mismo fue provocado por la imagen del queso camembert (yo soy más de reblochón) que había tomado aquella noche y cuya imagen blanda derritiéndose, no le había dejado dormir. Cuenta que fue así como completó al día siguiente un paisaje que tenía a medio hacer, añadiendo tres relojes blandos que asumían de esta forma la imagen del queso derretido, y un autorretrato suyo pseudomórfico en forma de ameba, del que apenas descubrimos su ojo cerrado por sus grandes pestañas y el resto estilizado hasta la desfiguración.

And we don’t own our minds
‘cause we know everything
and we leave it behind.
We’re gonna be alright
and we’ll give half the prize
and leave it inside.
We are curls rolling on
rough stones.

Pero efectivamenteysí nos hemos de quedar con ese trabajo ingente y colosal que hay detrás de DIEAWAY, de todos esos años que han dedicado a que su disco sea todo lo perfectito posible, como a ellos siempre les ha gustado hacer las cosas. Porque ellos se han autoproducido, autoeditado, autopublicado, autopromocionado…. En definitiva, autocurrado y un disco que no sólo sirve para calzar una mesa o el proyector maldito que no quiso funcionar.Y esto ya es dificil en un mundo donde la industria musical deja mucho que desear como ha puesto de manifiesto recientemente un muy denostado (a veces sin razón) Dave Gahan:  “Desafortunadamente, una de las cosas que ha traído consigo el desarrollo posterior de la música electrónica han sido los músicos perezosos. Usan la tecnología de un modo abusivo. Soy consciente de que se podría decir lo mismo de las guitarras o la batería en la música tradicional… Hay música y música mala. El caso es que hay música electrónica pésima, producida exclusivamente para generar una gratificación instantánea. Muy a menudo, y volviendo al disco que hemos hecho, a menudo el camino más fácil no es el mejor. Te tienes que ganar el respeto. Uno puede escuchar nuestros discos y sentir el cariño que hemos puesto, el crecimiento y maduración que hay en ese itinerario”. Cojonas, ni que lo hubiera dicho Diea.

Y ya fuera de nuestro pequeño microcosmos, la gente que les ha comenzado a escuchar se están dando cuenta de lo que hay. Dirty Rock ha dicho de ellos: DIEAWAY han dejado atrás, por el momento, las “caretas” de Robert Plant, Eddie Vedder o Adrian Belew para ser todo un descubrimiento, que sin caer en los típicos, tópicos excesos épicos, ácidos, melódicos, barroquistas o Pop Rockero desnatado, han sabido dar en el clavo con los cuatro temas escuchados, de los que garantizo harán disfrutar con todo un “flujo de ruido” de calidad.

Pero es que su buen hacer está trascendiendo las fronteras: “Dieaway is a stoner rock band rooted in grunge that bares a starling resemblance to Soundgarden featuring lead vocals that raises the hair on your arms. They are heavy, progressive, melodic, introspective and this record doesn’t have a sleeper in the bunch. Puigdueta’s vocals bare an eerie resemblance to Chris Cornell to the point one would bet money they were listening to new Soundgraden tracks. And who among us couldn’t go for some fresh new Soundgarden? The two guitar band delivers thick meaty riffs and and memorable solos over complex rhythmic structures and ever changing progressions guaranteed to please the most discriminating stoner rock fan. (Robin Linn / Desert Rock Chronicles)

Otra canción a destacar por esta su complejidad introspectiva: Cracks in the sky que como ellos mismos dicen “es una canción que crece poco a poco en nuestros gustos… una vez que se instala en la cabeza ya es imposible no soltarla. Esta canción es como si Led Zeppelin hubieran coqueteado con las raices nativo norteamericanas, solo faltan esos indios bailando en corrala alrededor” (hiahou, hiahou, hiahou, hiahou…..)

Y no nos vamos a conformar con menos: avisaos estáis. Y dejad fluir vuestro ruidaco, cojonas hombreya.

And I’ll pray there that I won’t die away
No sobs I could hear, skins with deep wounds that will not heal.
I’m dying away…someday I’ll pray my way…my own way.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s